Carta: La obediencia reflexiva debe ser de nivel Constitucional

Por: Rafael Harvey Valdés | Carta enviada al diario La Tercera, la cual no fue publicada.

Señor Director,

Derivado de la tragedia de Antuco en mayo 2005, las autoridades políticas, el Ex Presidente Ricardo Lagos y el Ex Ministro de Defensa Jaime Ravinet; decretaron con gran publicidad y como solución a futuros dilemas sobre el cumplimiento de eventuales órdenes ilícitas por parte de los subordinados,  la “Ordenanza General del Ejército” el 22 de febrero 2006; por la cual en su Art. 58 dispone : “…un subalterno está obligado a cumplir las órdenes de un superior, aunque está dotado de la capacidad de representar a sus superiores las consecuencias de ordenes incorrectas, ilegales o injustas…”.

No obstante lo anterior, este concepto de obediencia reflexiva resultó y resulta ser inocuo, inexistente y debe reformarse, dado que, siendo ambos abogados sabían que al tener la ordenanza un rango legal de “reglamento” no superaba lo estipulado en el Art. 335 del código de justicia militar, de superior rango legal y por ende, prevalece por sobre la ordenanza, en donde ante la misma hipótesis del Art. 58  dispone : “…Si éste (el superior) insistiere en su orden, deberá cumplirse en los términos del artículo anterior…¨.

En efecto, y a modo de ejemplo; en los años 2015 al 2019, la junta de generales del Ejército ha cometido actos ilegales y arbitrarios, como ha sentenciado la Excelentísima Corte Suprema en las causas Roles 58.976-2016, 35.801-2017, 26.843-2018 y 9814-2019; no existiendo ningún responsable de estos actos a la fecha. Sr. Director, ¿qué lleva a un ejército disciplinado a no cumplir la ley y cometer estos actos?, pues simple, seguir la orden de un superior aunque ésta sea ilegal y arbitraria por el sólo cumplimiento del art 335 y por el legítimo temor a las consecuencias que conlleva el no cumplirlas, es decir, la desobediencia.

Tanto es así, que la obediencia debida (absoluta), del Art 335, ha sido alegada como causal de eximente penal, tanto por los acusados de crímenes de lesa humanidad en el régimen militar como quienes están siendo investigados en el “Fraude en el Ejército” conocido como Milicogate.

El concepto de obediencia reflexiva debe tener rango legal Constitucional.  

Capitán de Ejército Rafael Harvey Valdés
Abogado
Miembro del Grupo de Estudios Cívico-Militares «Pelantaro»